martes, 29 de enero de 2008

Motorcillo (que no se ve)

¡Ya sé que reconoces la mina del lapicero de la figura, ya! ¿Y el chirimbolo de al lado?

Pues sí señó, es un motorcillo de 6 mm de largo (12 mm con el tornillo que lo soporta) y 1,8 mm de grosor. ¡Anda coge una regla para ver lo pequeño que es!


Es pequeño pero matón.

Pequeño. Por eso se podrá esconder muy bien dentro de, por ejemplo, una cámara fotográfica para mover el zoom. Por eso no los vas a ver a no ser que mantengas algo de espíritu infantil y te dediques a descuartizar los aparatejos de desecho.

O a no ser qué, aún no viéndolo, seas capaz de "apreciarlo". Es decir que tu cerebro (al hilo de posts anteriores) tenga práctica en elaborar una línea de razonamiento del tipo: "el zoom se mueve; luego hay un motor que lo mueve. Como la cámara de fotos es pequeña de narices: ¡joé que pequeño tiene que ser el motor que va dentro!" Como ves es un razonamiento elemental, trivial, pero que, por eso mismo, muchas veces dejamos de hacer. Y es una pena porque así nos vamos perdiendo la parte "mágica" de la tecnología. Y es otra pena porque ello nos podría ayudar a asimilar que la tecnología no es ni buena ni mala, que todo depende del uso que haga de ella la persona (malhechor o bienhechor, podríamos decir) de turno.

Matón. Porque es capaz de arrastrar hasta 200 veces su propio peso. Vamos, como yo o como tú que (te supondré hecho/a una sílfide y que tienes una masa de 50 kg) somos capaces de arrastrar 50 kg x 200 = 10.000 kg!!!! :-D Él sí puede arrastrar 200 veces su masa, hasta 40 g.
El doble de robusto que su predecesor, el 40% más rápido y bla bla bla
¿Que eres un consumidor compulsivo de características técnicas? Pues pincha aquí.

Realmente espero que los médicos no te hayan tenido que meter ningún trasto en el cuerpo. Suena fatal, ¿verdad? ¡Pues aún es más molesto (irritante sería un adjetivo adecuado) cuando estás en tal brete! ¡Y eso que sigue siendo preferible a que te tengan que operar (anestesia, corte… …coser, postoperatorio)! Pues bien, cuando te estén introduciendo la cámara inspectora o lo que sea, ¡vive Dios que agradecerás que el mundo de la miniaturización esté activo!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Luís!

Soy Sergi (sí, sí... el del violín). Hoy he hechado otro vistazo a tu página y otro vez no he podido leer sólo un artículo, sino que me he quedado pegado a la pantalla un buen rato (como aquel anuncio de las patats Lays "¿a que no puedes comer sólo una?"). Es interesante todo lo que cuentas, pero lo que da el toque triunfador es tu estilo personal de contar las cosas! Bravo por tu trabajo!

Hasta pronto!
Sergi

PD (con humor): Veo que en tu último artículo (el del motorcillo) has sido capaz de viajar en el tiempo! (Fíjate en la fecha de publicación, jeje!) Ya me contarás el secreto, que no me vendría mal!

Luis dijo...

¡Gracias Sergi!

Veo que aprecias mi nueva capacidad de viajar en el tiempo… ;-)

Luis