miércoles, 9 de abril de 2008

Hiperabundancia, hiper… ¡virtual!

Muy interesante este articulito del crítico musical (sabio musical; no lo digo irónicamente) Diego A. Manrique. ¡Otra vez la música! Pero, en varios aspectos, la superabundancia de Internet (de Hipernet; así podríamos apodar a la red), sus efectos secundarios adversos (que también los tiene) no sólo afectan a la música. Extraigo este fragmento:
"La era de Internet se caracteriza por una abundancia de textos deshuesados, que acumulan datos sin transmitir la sensación de haber experimentado lo que se comenta. Sus autores ni siquiera parecen evaluar sus fuentes: no distinguen entre artículos sólidos y escritos promocionales. Los superlativos son baratos en estos tiempos."
¡A disfrutarlo y reflexionarlo!