viernes, 22 de mayo de 2009

¿El fado más triste del mundo?

Espero…
Es que no me puedo aguantar…

Realmente los fados no me gustan demasiado: no les acabo de coger el punto musical. Son bonitos pero me cansan… Pero éste, interpretado por Katia Guerreiro, me ha hecho volver a cobrar conciencia de que el problema de no comprender el texto de una canción puede llegar a ser un GRAN problema. Quizás no muchas veces pero algunas sonadas. Es como desnudar a una "buena" ranchera o a un bolero de su texto: puede equivaler a destrozarlo. Ya me pasó con el rap, comprender lo que dicen La Mala Rodríguez o los chicos de La Excepción no es que sea un valor añadido, para mí supone el 80% del placer que me producen.

En fin, traducido (del inglés) sería algo así

Esclavos errantes de la vida
Y de la angustia de vivir
No somos más que una imagen desdibujada
De lo que soñamos ser

Rompamos las cadenas
Que nos ligan a la banalidad
Para que al final todo sea diferente
De lo que queríamos conseguir

Sin saber por qué vivimos
Ni el misterio de la existencia
Incluso cuando reímos no podemos olvidar
La mentira que significa reir

Siempre he sabido
Porque la vida me lo enseñó
Que la risa siempre es el comienzo
De una sonrisa que se apagará.

Tomo el mundo entero en mis brazos
Cuando tu me estrechas entre los tuyos
Y en tan raros momentos
La Tierra nos ofrece el cielo.

La vida permanece suspendida
Del vacío del que nació
Y dicho vacío es la recompensa
Por el tormento de vivir

Para los que tenéis la suerte de saber portugués…

Escravos errantes da vida
E da angustia de viver
Somos a imagem esbatida
Do que nós quisermos ser.

Corta-se embora a corrente
Que nos prende ao que é vulgar
E afinal tudo é diferente
Do que queremos alcançar.

Sem saber porque vivemos
No mistério de existir
Nem mesmo ao sorrir esquecemos
A mentira que é sorrir

Desde sempre que conheço
Porque a vida me ensinou
Que o riso é sempre o começo
Do sorriso que findou.

Prendo o mundo nos meus braços
Quando me abraças nos teus
E por momentos escassos
A terra dá-nos os céus.

A vida fica suspensa
No nada que a fez nascer
E esse nada recompensa
Da tortura de viver.

Algemas de su disco Fado Maior