lunes, 12 de enero de 2009

Insignificancia y grandeza

Estos fragmentos que he leído recientemente me han hecho pensar mucho. Y me han animado: después de todo los insignificantes también tenemos nuestro papel (estadístico) en la historia. Sí, la grandeza podría entenderse como una "mutación" de la insignificancia. Y para que se produzca una "mutación" se requiere cantidad de tiempo y cantidad de insignificantes… ;-)

"Los millones de hombres que conforman un pueblo son necesarios para que nazca un solo genio. Igualmente han de transcurrir millones de horas inútiles antes de que se produzca un momento estelar de la humanidad.

Pero cuando en el arte nace un genio, perdura a lo largo de los tiempos. A su vez, cada uno de estos momentos estelares marca el rumbo durante décadas y siglos.

…/…

Tales momentos dramáticamente concentrados, tales momentos preñados de fatalidad, en los que una decisión destinada a persistir a lo largo de los tiempos se comprime en una única fecha, en una única hora y a menudo en un solo minuto, son raros tanto en la vida del individuo como en el curso de la Historia."
Stefan Zweig